Inicio
Inversores con Responsabilidad Social PDF Imprimir E-mail

¿Qué es un inversor social? una persona que dispone de una cantidad de dinero y quiere invertir, con el fin de obtener rentabilidad y a su vez el beneficio de los demás.

En nuestro caso los inversores invierten en una Sociedad Limitada con el objetivo de construir viviendas, cuyo fin es el alquiler social y su disposición a los ciudadanos para su disfrute.

El rendimiento de la empresa se obtiene de los alquileres, una vez descontados los porcentajes de reservas que establezca la sociedad.

Los inversores que buscamos son personas con valores éticos y con ganas de asunción de responsabilidades empresariales.

Funcionamiento

  1. Se buscan inversores sociales pasando a formar parte de una base de datos.
  2. Búsqueda del terreno adecuado para realizar la inversión y el objeto social.
  3. Una vez que se logre la cantidad de socios adecuada para la inversión, nos reunimos y se realiza la aportación inicial necesaria, para constituir la sociedad.
  4. Imposición en efectivo a la sociedad de una cantidad para la inversión, esta puede variar según el número de socios.
  5. Se aprueban los estatutos, es decir, el reglamento de cómo vamos a funcionar y se aprobara el administrador/es.
  6. Inscripción en el Registro Mercantil de la empresa.
  7. Compra del terreno una vez aprobado entre todos.
  8. Sondeo de inquilinos mediante la formula de socios colaboradores. Estos entregan una cuota de entrada para formar parte de la base de datos y tener preferencia a la hora de optar a un alquiler social. Dicha cantidad servirá de fianza y se devolverá al finalizar el contrato de alquiler o sino se formaliza ningún contrato de alquiler.
  9. Construcción de las viviendas modulares con contenedores marítimos.
  10. Formalización de los contratos de alquiler.
  11. La sociedad reparte los beneficios de esos alquileres sociales entre los socios, una vez descontadas las reservas.

Derechos y Obligaciones

DERECHOS

OBLIGACIONES

Poder elegir y ser elegido para los cargos de los Órganos de la Sociedad Limitada.

Formular propuestas y participar con voz y voto en la adopción de acuerdos de la Sociedad.

Recibir información necesaria para el ejercicio de nuestros Derechos y el cumplimiento de nuestras Obligaciones.

Participar en el control de la actividad empresarial que desarrolla la sociedad para el cumplimiento de su objeto social.

Recibir dividendos por las aportaciones al capital social y la inversión realizada.

Asistir a las reuniones de las Juntas que se convoquen en la sociedad.

Participar en las actividades que desarrolla la sociedad para el cumplimiento de su objeto social.

Guardar secreto sobre aquellos asuntos y datos de la sociedad cuya divulgación pudiera perjudicarla.

 

Ventajas e inconvenientes

VENTAJAS

INCONVENIENTES

Menor Coste. Su gran ventaja consiste en que, si se realiza una buena gestión, el precio final de la vivienda suele ser menor que si se acude al mercado libre. Al mismo tiempo, no hay que abonar los beneficios que otro promotor obtendría.

Inversión asequible, ética, controlable y rentable.

Asequible: se obtiene una propiedad a través de la sociedad, que de otra manera sería imposible.

Ética: no solo obtiene beneficio uno mismo, sino que otros también consiguen una vivienda a través de un alquiler razonable.

Controlable: se sabe en todo momento que se hace con el dinero de uno mismo, cosa difícil a través de otras entidades

Rentable: por la cantidad de dinero que se aporta es difícil obtener semejante rentabilidad, más o menos fija, para el resto de la vida que con otras inversiones.

Responsabilidad Limitada. La responsabilidad de los socios normalmente está limitada a las aportaciones de dinero realizadas a la Sociedad.

Mayor Seguimiento. Como socio se deberá hacer un mayor seguimiento de la construcción y participar en las juntas de la sociedad. Aunque este control se puede concebir como ventaja.

Asunción de riesgo empresarial con lo que ello conlleva.

Imposibilidad de vender las propiedades, ya que se dedicara exclusivamente a realizar una inversión para obtener una rentabilidad y facilitar vivienda a través de alquiler social y en ningún caso para la especulación inmobiliaria.